jueves, 2 de junio de 2016

PAZ Y ORDEN

Pues resulta que el tal Albert, ese del partido naranja, en vez de seguir siendo él, ha devenido en su primo. Vamos, que Albert parece el Primo de Rivera. Las dictaduras, dijo, tienen cierta paz y orden. ¿Quién lo va a negar? Todo tiene “cierta” de todo, Jack el Destripador, por ejemplo, a buen seguro que tenía cierta compasión. El problema de las dictaduras no es lo que tienen, es lo que les falta. Hace unos años, un amigo me contó una conversación que tuvo con su padre. Este sostenía algo parecido al argumento de Albert Rivera. Su hijo le respondió con otra pregunta: “Papá ¿estás seguro de que tú estarías más tranquilo con esa paz y ese orden si tu hijo estuviera en aquellas cárceles? El padre calló.

Es de suponer que Albert Rivera no se imagina en una de esas porque él es de los que no se mete en líos. Mira hacia dónde sopla el viento y se coloca a favor. En las dictaduras se puede vivir muy bien, claro, basta también con ponerse de medio lado.
En la misma línea, el propio partido ha realizado un vídeo de campaña que muestra ese apego a la paz y al orden. En un bar, no podía ser de otra manera, surge una conversación entre la clientela. De momento,  en esa España a escala solo hay una mujer en medio de una docena de hombres de los españoles de bien de toda la vida. Todos menos uno, pero dejemos este hecho de lado, que en este artículo no cabe todo. Bien, de esa conversación impostada florece un mensaje: la solución de los problemas de este país pasa por creer en nosotros mismos. Nada de un planteamiento político, nada de una propuesta, nada de nada. Basta con creer y todo se resolverá.
Aunque la frase de las dictaduras y el vídeo parezcan dos temas distintos, en realidad muestran la misma cara. Ese creer en abstracto implica que todos somos lo mismo o parte de la misma cosa; que si le va bien a uno, le va bien a todos; que no existe en la sociedad el conflicto de intereses. Pero resulta que el conflicto existe: en los últimos años, mientras muchísimos españoles se estaban empobreciendo, a los que sustentan a Rivera no les ha ido nada mal.   
Publicado en "El Norte de Castilla" el 02-06-2016

No hay comentarios:

Publicar un comentario